Usted está en: Inicio > Información accionistas e inversores > Junta general > Juntas anteriores > 21 marzo 2002

Junta General del
21 de marzo de 2002

31 mayo 2012
23 febrero 2012
14 abril 2011
18 septiembre 2010
25 marzo 2010
19 marzo 2009
27 marzo 2008
29 marzo 2007
05 octubre 2006
27 abril 2006
21 abril 2005
30 junio 2004
29 enero 2004
24 abril 2003
29 junio 2002
21 marzo 2002




































Los accionistas aprueban la gestión del año 2001 y el procedimiento de fusión del Banco Herrero con el Banco Sabadell

Sabadell, 21 de marzo de 2002. La Junta General de Accionistas del Banco Sabadell ha aprobado esta tarde los resultados del 120º ejercicio social y la distribución de los 216,51 millones de euros de beneficios netos atribuidos alcanzados el pasado 31 de diciembre, cifra que supera en un 8,6 % la obtenida el año anterior, a pesar de que el cumplimiento de la normativa del Banco de España ha hecho aumentar un 177,5 %, en relación con el año 2000, las dotaciones al denominado Fondo Estadístico, establecido para todos los bancos.

Los accionistas también han dado su conformidad al inicio del procedimiento de integración por absorción del Banco Herrero con el Banco Sabadell.

El 2001, un año de crecimiento

El ejercicio del año 2001, como ha destacado el Presidente, José Oliu, ha sido un ejercicio de «fuerte crecimiento de la entidad, enmarcado por la culminación del proceso de salida a bolsa que iniciamos hace tres años y por un escenario económico -caracterizado por las turbulencias en los mercados financieros y la reducción de los tipos de interés- que no ha impedido que el Banco haya alcanzado unos buenos resultados consolidados y haya incrementado el volumen de negocio y los márgenes comerciales y operativos».

El crecimiento orgánico y la incorporación al Grupo del Banco Herrero han permitido aumentar los activos totales un 42,6 %, hasta los 26.547 millones de euros, de los que el 22,7 % corresponden al crecimiento orgánico y el 19,9 % restante es fruto de la incorporación del Banco Herrero.

En el 2001 la inversión crediticia ha crecido un 45,4 %; los recursos gestionados, un 31,2 %, y se ha alcanzado una relevante mejora de los márgenes comerciales y de la relación gastos/ingresos si se compara con el ejercicio anterior.

El margen de intermediación se ha incrementado un 41,1 % y el margen básico, empujado también por los ingresos netos por comisiones de servicios, ha crecido un 31,4 % en relación con el año anterior, mientras que el margen ordinario lo ha hecho un 34,1 %. El margen de explotación ha aumentado un 37 %. La ratio de eficiencia ha mejorado sustancialmente durante el año 2001 y se ha situado en el 53,29 %.

El Director General, José Permanyer, ha calificado el ejercicio del 2001 como «muy positivo, teniendo en cuenta la coyuntura de desaceleración económica y de creciente incertidumbre con la que se ha tenido que desarrollar la actividad del Grupo durante todo el año».

Plataformas, marcas y canales

Durante el año 2001 se han puesto en marcha, junto con otros socios, tres nuevos proyectos bancarios focalizados (Dexia Sabadell Banco Local, Activobank y BancSabadell d'Andorra) y dos nuevas sociedades de productos parabancarios (el portal para empresas Managerland.com y e-xtendnow, destinada a facilitar la entrada de pequeñas y medianas empresas en Internet.).

Solbank, que se fusionó con el Banco Sabadell el pasado 9 de junio, se ha consolidado como una marca del Grupo con personalidad propia, especializada en turismo residencial. Las 41 oficinas que hoy operan con la marca Solbank han gestionado durante el año 2001 unos recursos de 930,88 millones de euros, un 27,9 % más que el año anterior.

La red de oficinas, que se ha incrementado en el año 2001 con 18 nuevas aperturas, sigue siendo el canal predominante en la relación con los clientes, pero en el transcurso del ejercicio ha continuado a buen ritmo la consolidación de los servicios de banca a distancia del Grupo y ha crecido notablemente la cifra de clientes usuarios habituales de los diferentes canales. Al cierre del ejercicio, los contratos de servicio de banca telefónica FonoBanc y de banca vía Internet BSnet se habían incrementado en un 45 % y superaban los 279.000 titulares.

En el año 2001 ha crecido significativamente la aportación a los resultados del Grupo de las actividades financieras complementarias y colaterales al negocio bancario tradicional que llevan a cabo la sociedad Landscape en el sector inmobiliario y las sociedades Banc Sabadell Inversió i Desenvolupament (BIDSA) y Aurica XXI en cuanto a capital-riesgo y capital-desarrollo.

Dividendo y rentabilidad de las acciones

La Junta de Accionistas ha aprobado destinar a dividendos 102,00 millones de euros, un 47,11 % del beneficio neto atribuido, cifra que significa un incremento del 37,02 % en relación con el pasado año.

El dividendo por acción será de 0,50 euros, distribuido entre los 0,24 euros por acción que se pagaron a cuenta el pasado 2 de noviembre y los 0,26 euros por acción de dividendo complementario, que se hará efectivo el próximo 2 de abril. El rendimiento percibido por los accionistas será un 16,47 % superior al del año anterior, como consecuencia de la ampliación de capital liberada realizada con motivo de la salida a bolsa.

Fusión con el Banco Herrero

Los accionistas del Banco han dado luz verde al inicio de los trámites necesarios para proceder a la fusión por absorción del Banco Herrero, SA, operación que tendrá que ser finalmente aprobada por esta Junta General en una próxima convocatoria, según ha expuesto el Presidente, José Oliu.

Según el Sr. Oliu, desde que el Herrero fue incorporado al Grupo en enero de 2001, se ha revisado su modelo de negocio de gestión operativa y comercial, actuación que ha comportado la apertura de cinco nuevas oficinas y la fusión de 24 oficinas del Banco Herrero y del Banco Asturias, que compartían los mismos mercados objetivos y operaban en zonas próximas.

«Con la fusión social que ahora presentamos a la Junta -ha afirmado José Oliu-, el Banco Herrero se consolidará totalmente en el Banco Sabadell y se convertirá en la marca de banca comercial única en el Principado de Asturias y también en las comunidades de Cantabria y Castilla y León. Esta acción se encuadra en el objetivo esencial de ahorro de costes y forma parte de la estrategia multimarca que el Banco Sabadell inició en 1996, con la incorporación y el desarrollo posterior de la marca Solbank.»

La red del Banco Asturias se incorporará también a la marca Herrero, para dar lugar a una sola marca y unidad de negocio de banca comercial regional con una Dirección única en Oviedo.

El Sr. Oliu, que ha agradecido al Consejo de Administración del Banco Herrero su colaboración a lo largo de todo el proceso, ha informado que la integración del Herrero no estará totalmente culminada hasta que sus sistemas de información se integren en la nueva plataforma tecnológica que el Banco Sabadell acabará de implantar a finales del año 2003, con una orientación clara a la actividad comercial y la eficiencia de costes.

«Con esta actuación -ha manifestado José Oliu-, el Banco Sabadell se consolidará como grupo bancario con vocación de desarrollo plurirregional por marcas diferenciadas e incrementará su competitividad y su capacidad de servicio.»

La salida a Bolsa

El Presidente del Banco Sabadell ha destacado la salida a Bolsa, el pasado 18 de abril, como el hecho más significativo del ejercicio.

Según ha expuesto, «el contexto de un mercado a la baja no ha sido un obstáculo para la salida a bolsa, porque la cotización de las acciones no buscaba la oportunidad de mercado por medio de una Oferta Pública de Venta ni una ampliación del capital social con una Oferta Pública de Suscripción, sino que era una decisión estratégica con un doble objetivo: dejar que fuera el libre mercado quien fijara el precio de las acciones y dar flexibilidad a la sociedad para poder gestionar sus fondos propios y el acceso al mercado de capitales de cara al futuro».

Para el máximo ejecutivo de la entidad, la estrategia diseñada para salir a Bolsa se demostró acertada y, desde el principio, la acción Banco Sabadell atrajo el interés de un gran número de inversores, de modo que, al cierre del ejercicio, la base accionarial se había incrementado en un 25,77 % y superaba los 50.500 accionistas.

La cotización bursátil del Banco, al final del ejercicio del año 2001, situaba a la entidad en el decimoquinto lugar por capitalización, si se tienen en cuenta las sociedades seleccionadas que cotizan en el IBEX 35, lo que, en caso de formar parte de éste, situaría a la acción Banco Sabadell en la mitad superior de este índice selectivo de referencia.

En lo referente al movimiento de la acción, el Presidente del Banco ha manifestado que «en estos primeros meses de cotización, el volumen de cotización ha sido variable, pero, en su conjunto, ha sido relativamente bajo respecto a lo que cabría esperar por el volumen de capitalización que tiene el Banco y por el free float del 76,50 % con el que comenzó a cotizar. No es un fenómeno que deba preocuparnos, más bien al contrario -dijo-, es un fenómeno normal en una acción que acaba de salir al mercado, a la que los inversores institucionales no han tenido acceso, y que los inversores tradicionales del Banco valoran positivamente en relación con las diferentes alternativas de inversión existentes en el mercado».

En cuanto a este hecho, el Sr. Oliu ha informado a los accionistas de que la incorporación al IBEX35 es un hito que la entidad no pierde de vista, pero «al que -afirmó- no supeditaremos ni podríamos supeditar en absoluto la gestión del Banco».

Con esta finalidad, precisamente, se ha diseñado un programa de contactos intensivos con analistas especializados, inversores institucionales y gestores bursátiles, para dar a conocer el atractivo de un valor como el del Sabadell y, sin que en ningún caso represente un compromiso de hacerlo, se ha anunciado, de acuerdo con lo que se dijo en la última Junta General, la posibilidad de realizar una recompra y amortización de acciones hasta el 3 % del capital social si el valor de las acciones fuera suficientemente atractivo como para poderse llevar a cabo.

«Esta iniciativa -concluyó el Sr. Oliu- nos permite lanzar la mercado el mensaje de que estamos centrados en la mejora del beneficio por acción, porque el reto fundamental que tiene el Banco Sabadell tras la salida a bolsa es buscar y encontrar una senda de crecimiento de este beneficio que sea sostenible y que haga atractivo el hecho de invertir en acciones del Banco, gestionando no sólo los activos fuente de generación de ingresos, sino también la estructura financiera de la sociedad.»

Refuerzo del management y la organización

José Oliu ha informado también que, durante el año 2001, el Grupo ha modificado sustancialmente su organización comercial, ha revisado las diversas marcas, teniendo en cuenta el negocio de clientes diferenciados a los que se dirigen, y ha adecuado las estructuras de dirección y de gobierno del banco a la nueva realidad a que ha dado lugar la salida a bolsa y la nueva dimensión y proyección futura de la entidad.

Según el Presidente, es en este contexto que se inscribe el desdoblamiento de la Dirección General en dos grandes Direcciones de responsabilidad total ambas; la incorporación del Sr. Juan María Nin Genova como nuevo Director General del Banco, con responsabilidad sobre la dirección de todas las unidades de negocio del Banco, y la ampliación del Consejo de Administración con dos vocales más para dar entrada a los Directores Generales, Juan María Nin y José Permanyer, propuesta que ha sido aprobada por la Junta de Accionistas.

Finalmente, y tras anunciar a la creación de una Comisión Ejecutiva en el seno del Consejo de Administración y agradecer la fructífera labor de Tomás Casañas Guri como Consejero del Banco durante veinticinco años, José Oliu ha cerrado su intervención manifestando que, en el 2002 y en el 2003, el Banco Sabadell estará volcado en la gestión para «poner en rendimiento -declaró- las diferentes plataformas de valor iniciadas en los últimos años y encarar desde su capacidad e independencia los retos que implica la competencia y aportar más valor al accionista de una forma sostenida».